Spherical 12 con Mauricio Sulaimán: La vida vista desde diferentes perspectivas

Round12 585

Por Mauricio Sulaimán
Hijo de José Sulaimán & Presidente del WBC

El pasado sábado experimenté algo inesperado que me dio la oportunidad de evaluar cómo he visto, experimentado y vivido el boxeo, desde muchas perspectivas diferentes.

Nací en un hogar donde el boxeo ha existido desde que tengo memoria. Siempre había gente en casa relacionada con este deporte. Mi primer recuerdo es un día que estaba en el último piso de nuestra casa y escuché un alboroto extraordinario en la sala. Corrí escaleras abajo para ver qué estaba pasando y encontré a mi papá parado allí con dos hombres gigantes. Nada menos que Don King y Muhammad Ali; el alboroto fue causado por las conocidas carcajadas de King.

Los Sulaiman siempre fueron jugadores de béisbol. Los cuatro hermanos jugaban en la Liga Lindavista, y recuerdo como al last de cada temporada, en la clausura y entrega de premios, mi padre siempre invitaba a los campeones a entregar los trofeos: José Mantequilla Nápoles, Rubén Púas Olivares, Raúl Ratón Macías, Miguel Canto, entre otros.

Los cuatro hermanos Sulaiman también han entrenado boxeo en casa: el campeón olímpico, Ricardo Delgado, fue nuestro entrenador durante mucho tiempo; también, Carlos Zárate, Lupe Pintor y José Luis Bueno. Soñé con ser boxeador, solía jugar solo fingiendo que estaba en un combate de boxeo y me golpearía y derramaría sangre para hacerlo más actual; mi hermanita Claudia fue mi rincón y me dio agua, en el imaginario minuto de descanso. Mi sueño terminó abruptamente, cuando mi papá me llevó al camerino de mi ídolo Mantequilla Nápoles, luego de una sangrienta pelea contra Armando Muñíz, en Acapulco, y vi al gran campeón tendido sobre una mesa de frotamiento, con los dos ojos cerrados. y ambas cejas se abrieron. En ese momento, le dije a Don José que yo quería ser bombero.

Más tarde, period recurring llegar a casa de la escuela y encontrar innumerables personalidades del boxeo comiendo en el comedor; Roberto Durán, Alexis Argüello, Sugar Ray Leonard… También vinieron directivos y entrenadores a presentarle nuevos talentos; los que empezaron y hasta llegaron a vivir a nuestra casa, boxeadores aficionados de provincias, que no tuvieron oportunidad y encontraron un hogar en nuestra casa, para poder perseguir sus sueños.

Crecí y entendí mejor la vida en el boxeo. Las Vegas, Nueva York y Los Ángeles, pero también en las arenas pequeñas en diferentes lugares de la provincia de México y otros países. Lujosas suites y hoteles de tránsito, grandes banquetes o humildes tertulias de tacos. De eso se trata realmente el boxeo…es su esencia esencial. Es el deporte donde lo único que importa es la pasión, la dedicación y el desempeño de quienes buscan mejorar su vida y convertirse en ídolos; todos comienzan desde abajo, y se requiere mucho sacrificio para llegar allí algún día.

Aprendí todo de estar cerca de mi papá. Su profundo amor y respeto por el deporte y, sobre todo, su admiración por los boxeadores no tiene igual en la historia del boxeo. Los protegió implementando medidas médicas para hacer el deporte más seguro, menos salvaje y más digno. Cambió administrativamente tantas cosas para acabar con el abuso en muchos sentidos, los educó para ofrecerles una vida mejor después de sus años en el ring, y estableció un fondo de apoyo para quienes llegan con necesidades urgentes. El Fondo de Boxeadores José Sulaimán es administrado por la Fundación Comunitaria de Nevada.

Desde niño, y hoy, día tras día, he convivido con todos los involucrados en este Gran Deporte: promotores, directivos, entrenadores, abogados, comisarios, médicos, jueces, árbitros, locutores de ring, sparrings, ejecutivos de televisión, patrocinadores. y, sobre todo, con los boxeadores y sus familias; Pensaba que ya se había completado el ciclo, pero como comentaba al principio, me faltaba algo. Mi hijo menor, Mauricio, ha encontrado en el boxeo lo que yo siempre ensalzo.

La pandemia lo afectó de manera significativa con las clases virtuales, el confinamiento y la falta de interacción con amigos. Lo llevó a problemas de salud psychological y depresión. Fue entonces cuando mi sobrino Chepi llegó a su vida y empezó a enseñarle boxeo. Tomó el deporte con respeto y entusiasmo y se convirtió en su pasión. Este sábado lo llevé al gimnasio de mi querido ex campeón José Luis Bueno, en Neza, y ahí Morito subió al ring para tener su primera sesión de sparring. Alan, que subió al ring para entrenar con mi hijo, llegó con su abuela y su madre. Ambos jóvenes de 16 años, de la misma altura y peso. Hicieron calentamiento y luego saltaron la cuerda juntos hasta que llegó el momento de subir al ring.

Necesitaba experimentar eso, sentir lo que siente un acquainted cuando suena la campana y su ser querido está ahí arriba intercambiando golpes. Fueron dos rondas maravillosas. Reforzado por todas las sesiones de entrenamiento que le enseñaron desde el primer día, finalmente culminó en una realidad arriba del ring. Mi hijo lo dio todo, terminó exhausto y con la nariz ensangrentada, pero lo primero que hicieron ambos jóvenes fue fundirse en un abrazo, lo que demuestra la nobleza de este deporte; inmediatamente se quitaron el cubrebocas y se abrazaron, nadie les dijo que lo hicieran, fue algo pure y humillante y les aseguro que en ese momento nació un lazo fraternal y de amistad.

México comenzó a lo grande este 2023. Yesica Nery Plata conquistó el campeonato mundial de peso minimosca del CMB, al derrotar a la excampeona Kim Clavel, en Canadá, con una demostración de clase, determinación y valentía, dominando los 10 asaltos de la pelea.

El próximo sábado, el campeón unificado de peso semipesado del CMB, Arthur Betrbiev, hará su defensa obligatoria de la OMB contra Anthony Yarde en Londres.

El 11 de febrero, el precise campeón mundial de peso pluma del CMB, Rey Vargas, buscará convertirse en campeón mundial en tres divisiones, al ir por el campeonato superpluma ante el estadounidense O’Shaquie Foster. Hay mucha actividad en el calendario y todos estamos esperando que lleguen anuncios pronto.

Sabías…?

El gran ídolo mexicano, Rubén Púas Olivares, tiene una fundación a su nombre y dedica su tiempo a regalar juguetes, visitar barrios, junto a sus hijos, llevar alegría, inspiración y esperanza a far de niños, sin nunca hacerlo público. No hay nada mejor en la vida que ganarse la sonrisa radiante de un niño y El Púas lo logra como parte basic de su vida. REGALA UN JUGUETE A UN NIÑO, PUEDES HACERLO EN CUALQUIER MOMENTO…

Anécdota de hoy

Una de las reglas más importantes del boxeo es haber cambiado el pesaje de ser el mismo día a un día antes. Uno de los grandes ejemplos fue El Púas Olivares. Mi papá contó la historia de él, cuando estaba a punto de pelear en Mexicali, una de las ciudades más calurosas del mundo, y estaba luchando duro para llegar al límite de peso gallo… “Una noche antes de la pelea estaba totalmente deshidratado y se despertó. se levantaba durante la noche para humedecerse los labios a causa de la sed que sentía y no podía parar, hasta que bebió un cántaro lleno de agua. Se despertó a la mañana siguiente, 5 libras por encima del límite. tuvieron que envolverlo en plástico y tres juegos de pantalones, meterlo en un auto con la calefacción puesta todo el día bajo un sol abrasador. Hizo el peso y ganó la pelea, pero no recordaba ni un segundo de ese día. ¡Period un espacio en blanco dolorosamente abrasador!

Agradezco sus comentarios en [email protected]

The publish Round 12 con Mauricio Sulaimán: La vida vista desde diferentes perspectivas appeared first on fightnews.com.


Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *